¿QUIÉN SOY?


Puedes ver mi perfil profesional en www.linkedin.com/in/juliafernandezgalisteo






Mi nombre es Julia Fernández Galisteo y estudié Arquitectura en la Universidad San Pablo CEU.

En el 2006 descubro la arquitectura bioclimática a través de un curso  y desde entonces siempre he procurado proyectar desde esta línea responsable. Al terminar la carrera empiezo a interesarme por la naturaleza y su funcionamiento. Ambos factores han sido claves para mí. Este último, además, me llevó a plantearme muchas conceptos que hasta ahora había asumido como válidos y es que la naturaleza trabaja sola con una eficiencia increíble y en cambio para ser eficientes recurrimos a la artificialidad ¿y si hay que empezar a cambiar?

La propuesta arquitectónica de mi proyecto final de carrera fusionó todo lo que consideraba importante a la hora de diseñar, una arquitectura flexible, esencial, abierta, innovadora energéticamente y con ese concepto de autosuficiencia muy arraigado.

Me he especializado en distintos cursos y formaciones, además de forma autodidacta, en arquitectura bioclimática, eficiencia energética, paisajismo ecológico y rehabilitación. Mis proyectos como arquitecta siempre trabajan desde un enfoque sostenible y consciente. Durante los años 2012-2016 trabajé como arquitecta freelance realizando informes técnicos, estudios energéticos, asesorando sobre inmuebles y con pequeñas reformas,  como formadora y autora del espacio web Arquitectura del Oxígeno que en la actualidad está parado pero que invito a que leas los más de 60 artículos que he escrito y muchas noticias y curiosidades de eco-actualidad en el portal de noticias.

Actualmente estoy inmersa en el ámbito de la educación. Por ello, no he dejado de trabajar como formadora y de, por supuesto, formarme. 

Te animo a participar y a disfrutar de este espacio de divulgación donde se defiende que hay una "nueva"(*) forma de hacer arquitectura y ciudad a partir de un diseño sostenible y generoso con el entorno, porque "antes que el "éxito" está la gratitud.


(*) Ya hemos demostrado en este espacio que hay muchos sistemas tradicionales muy interesantes que invitamos a recordar y recuperar en nuestros diseños.