jueves, 26 de junio de 2014

Sistemas tradicionales eficientes (Capítulo II)

Hace un tiempo publiqué un post sobre el funcionamiento de sistemas tan usuales como las balconeras, los fraileros y las persianas enrollables. Os lo dejo aquí en: Sistemas tradicionales eficientes.

A raíz de este post hay varias personas que me han comentado anécdotas sobre este tema o que tenían algunas dudas, así que la entrada de hoy va a estar enfocada en aclarar una serie de detalles y desarrollar un poco más algunas cosas de esa entrada.


¡Espero que os guste!


En la primera entrada sobre sistemas tradicionales eficientes se habló sobre las balconeras, los fraileros de madera, los fraileros metálicos y las persianas enrollables.


Por un lado, el sistema muro-hueco es fundamental para analizar el comportamiento térmico de un cerramiento. El espesor de estos muros, en muchos casos, tiene un ancho importante y eso aumenta la inercia térmica del cerramiento. En la época en la que se construyeron no se aislaban los muros de fachada, así que puede que muchas de estas viviendas no tengan aislamiento y, por tanto, a pesar del espesor tengan pérdidas.





Las ventanas están casi siempre retranqueadas y de esa forma te proteges más de la radiación solar pero la verdad es que el retranqueo no puede ser la única protección solar. De hecho, en muchos casos, no es nada funcional: depende mucho del muro, de la orientación, etc., así que la acción de los fraileros o las persianas es fundamental.



Estos sistemas estaban formados por el frailero, un espacio, el cerramiento de vidrio y a veces incluso doble cerramiento de vidrio así que cuando permanecía cerrado se formaba una cámara de aire muy interesante para los días más fríos además de aislar acústicamente.




Hay personas que me comentaban la experiencia con estos sistemas y me gustaría compartir con vosotros algunas de ellas.

- Cuando hacía mucho calor, el frailero era una buena protección y la estancia era mucho más agradable donde estaba que en otras estancias de la vivienda. Se cerraba dejando abierta la ventana y así entraba solo aire fresco, sin radiación que recalentase el lugar.

- Las corrientes que entran en estos sistemas son frescas y agradables

- Los fraileros solían situarse en las estancias comunes como salones o comedores que eran las que solían ser las exteriores de la vivienda

- Las persianas enrollables se sacaban cuando había más radiación y era frecuente que estuviesen en las fachadas interiores que daban hacia los patios


Otras dudas:


¿El balcón tiene alguna otra utilidad aparte de soporte de la persiana enrollable? 

Bueno en principio tiene la utilidad usual del balcón, una pequeña superficie extra para poder "tomar el aire", tener alguna planta, romper la monotonía de un frente de fachada liso, un tema visual, de moda/tendencia constructiva de la época...

Tienen muy poco vuelo para convertirse en un elemento de protección solar horizontal.


¿Cómo se forman esas corrientes de aire?

Son provocadas por los cambios de presiones en los que la fachada se ve sometida. Una parte de la fachada está expuesta a una radiación solar directa y continua y otra está en sombra y esos cambios de temperatura en una misma  superficie provocan esas variaciones de presión. La consecuencia son unas corrientes de aire en fachada que acceden a la vivienda por el hueco que deja la persiana al caer sobre el balcón.


¿Tienen futuro estos sistemas en la actualidad?

Yo no tomaría estos sistemas tal cual para una edificación nueva. Pero a nivel de concepto sí que extraería la iniciativa para idear cerramientos que siendo diferentes en forma, sean parecidos en fondo.


Esta entrada la tenía pendiente desde hace tiempo y ya me decidí a publicarla porque mañana quiero dedicarle una entrada a otro sistema tradicional muy interesante que además con estas temperaturas de calor que estamos teniendo va a tener mucho que ver.

¡Hasta mañana!


¿Qué os parece este material?



Para seguir informado de lo que pasa aquí y en otros espacios sígueme en Twitter @ArqO2, en Facebook- Arquitectura del Oxígeno, en google+...puedes hacerlo desde esta entrada o desde los iconos de cada red social que ves en la parte superior a la derecha de esta página web.

¡Además si te ha gustado puedes compartirlo en la red social que más te guste, regalarlo por correo a alguien que pienses que le puede gustar, justo aquí mismo, debajo de cada entrada!

No hay comentarios:

Publicar un comentario