martes, 3 de junio de 2014

Construcción con fardos de paja

Hoy en arquitectura del Oxígeno voy hablar sobre la construcción con fardos de paja: ventajas e inconvenientes. Este tema ha sido una petición que me ha parecido muy interesante (espero que te guste Laura). Aprovecho para agradeceros a todos los que respondisteis la encuesta, tendré en cuenta vuestras sugerencias. 

Para los que aún no han hecho la encuesta y les apetece, os dejo aquí el enlace directo.

¡Empezamos!

El interés a favor de la construcción con fardos de paja empezó a tener fuerza a partir de los años 80 en EEUU, en los 90 en Canadá y Australia y poco después en Europa. Este interés radica sobre todo en enfocarlo hacia la construcción económica

El desconocimiento acerca de las posibilidades de este material era bastante así que a partir de estos años empiezan las investigaciones acerca de este material.

La verdad es que la paja tiene una cualidad de sustentabilidad indiscutible. Es un material producido por la naturaleza, asumible por la misma y además disponible en muchas partes del mundo. Por todo ello, es un material que hoy en Arquitectura del Oxígeno merece la pena parar a analizar.


Otras evidencias de su sustentabilidad son:

- La eliminación de la paja no supone sobrantes inútiles sino que estos se pueden destinar para abonos o cultivos.

- Es necesaria menos energía en su producción y transporte que otros materiales. Consume casi 80 veces menos energía en su producción si lo comparamos con la lana mineral (material utilizado como aislante en edificación).

- Las viviendas aisladas con fardos de paja pueden alcanzar el estándar de las casas pasivas siendo ocasionalmente excesiva una instalación usual de gas para su acondicionamiento.




Casa Feuillette, Montargis. Francia 1920

Se puede construir dos plantas sin ningún problema estructural y podría sobrepasar las dos plantas cumpliendo una serie de condiciones. Además, con este material es posible abarcar diferentes programas como el residencial, escuelas, hospitales o garajes, entre otros muchos.



Casa de Campo, Heeze. Holanda 1944

Este proyecto tiene una cubierta construida con fardos de paja y, en la actualidad, es un lugar de alojamiento. Os dejo el enlace de booking para que podáis ver más imágenes y quién sabe si animaros a alojaros un día allí.

¿Qué es la paja? es el tallo seco de los cereales (trigo, centeno, cebada, avena, mijo) o de plantas fibrosas (lino, cáñamo, arroz). En resumen, es la parte comprendida entre la raíz y la  espiga. La utilización de la cebada o la avena para la creación de fardos constructivos no es muy recomendable.






























En  relación a la construcción con fardos, es mucho más económico y eficaz por el tiempo y la mano de obra requerida la construcción con fardos portantes. Y es que, la verdad, es un sistema constructivo que otorga mucha autonomía en su construcción.

El destino de este material no sólo sería como muro sino también como aislamiento, placas de paja para fachadas y cubiertas.

La terminación de los muros más idónea y sencilla es la del revoco que puede ser de tierra, yeso, cal o cemento siendo muy interesante el revoco de tierra arcillosa por su funcionamiento con el fardo, además de su impermeabilidad como material. Por otro lado, es recomendable reforzar las esquinas con mallas metálicas para evitar las fisuras por retracción y reforzar los vínculos.

Vamos analizar determinadas problemáticas como la resistencia al fuego, el problema de las termitas, humedad, etc.


Combustibilidad

Si pensamos en la paja suelta, nos puede venir a la cabeza la creación de fuego de los primitivos con una piedra, un palo y paja. Y es que la paja y el fuego no tiene otro enfoque que la facilidad de prender que tiene este material. Es lógico que no parezca un material muy resistente al fuego.

Pero en cambio, una pared de fardos de paja revocada en ambas partes resiste al fuego durante 90 minutos (F90). Esta información fue difundida en Austria por primera vez mediante la norma ÖNORM B3800 y posteriormente confirmada en Alemania.

Termitas y alergia al polvo

Las termitas no suelen ser un problema con los fardos de paja como ocurre con la madera. Es cierto que hay algún tipo de termita que sí podría "estar interesada". 

He leído alguna anécdota de casas construidas con fardos de paja y puertas y ventanas de madera y las termitas se habían instalado sólo en la madera.

Los problemas de alergia al polvo sí pueden darse durante el proceso de su construcción, por ese motivo se recomienda el uso de mascarilla durante el montaje. Una vez revocados los muros y terminado el proyecto no existe problema de alergia al polvo.

Moho


Otra cuestión que podríamos plantearnos es el moho, cómo evitar problemas de humedades y, por tanto, la aparición de moho.

Para ello existen varias estrategias que ayudan a evitar este problema. 

- Trabajar siempre con capas finas para facilitar que las posibles concentraciones de humedad se disipen fácilmente. Además así se reducen las fisuraciones por retracción

- Evitar que la masa del neutro contenga mucha materia orgánica como el serrín o la paja cortada que ralentizan el secado

- La utilización de arena y tierra en revoque de terminación

- Disponer de una barrera de vapor en la cara interior del muro para proteger la pared de la condensación del interior.

Os voy a dejar algunos ejemplos más de construcciones modernas con este material:



Solar Living Institute (California) fue fundado en 1998. El instituto es parte de una organización sin ánimo de lucro para las energías renovables, construcción sustentable, vida ecológica, etc.
La estructura es de hormigón y madera pero los cerramientos laterales y traseros están constituidos por fardos de paja de arroz, que constituye en California un excedente desperdiciado que suele quemarse para eliminarlo.

El diseño pasivo de este proyecto permite no necesitar apenas calefacción ni refrigeración a lo largo del año.

Otro ejemplo de construcción con fardos de paja es el de la Residencia en Balnerario Punta Ballena (Uruguay)


¿Qué os parece este material?

Para seguir informado de lo que pasa aquí y en otros espacios sígueme en Twitter @ArqO2, en Facebook- Arquitectura del Oxígeno, en google+...puedes hacerlo desde esta entrada o desde los iconos de cada red social que ves en la parte superior a la derecha de esta página web.

¡Además si te ha gustado puedes compartirlo en la red social que más te guste, regalarlo por correo a alguien que pienses que le puede gustar, justo aquí mismo, debajo de cada entrada!

Fuente: "Normas de construcción con fardos de paja" Gernot Minke, Friedemann Mahlke

3 comentarios:

  1. Resulta muy curioso. Sería interesante también conocer datos del periodo de vida de las construcciones realizadas con este material en comparación, por ejemplo, con las construcciones de madera.

    ResponderEliminar
  2. me ha parecido muy interesante y conciso. parece increíble no que se hagan casas con este material, sino que todavía se hagan de los materiales actuales. En respuesta al anterior blogger, he de decir que las casas de paja pueden superan la centena de años si su mantenimiento es el adecuado.

    ResponderEliminar
  3. ¡Gracias por vuestros comentarios! Me parece bien, anoto la sugerencia de profundizar en la vida de estas construcciones y relacionarlo con la madera. La madera es un material de construcción que tiene menos impacto medioambiental que otros materiales usuales así que me parece lógico poder entrar a comparar la madera con materiales como la paja.
    Daniel, yo tampoco comprendo como no se hacen apenas proyectos con materiales como este y sí con materiales con altos costes medioambientales en todas sus fases y cuya eliminación es artificial y contaminante. Fíjate que en las propias universidades (donde no hay intereses económicos ni limitaciones en el diseño) no se estudian las posibilidades de materiales así, supongo que es una cadena de infortunios.

    ResponderEliminar