domingo, 29 de junio de 2014

¿Cómo evitar el calor en verano?

Hoy en Arquitectura del Oxígeno voy hablar de cómo poder conseguir un confort en el ambiente interior de tu casa, ahora que hace bastante calor y empieza el verano. 

¡Toma nota de estos sencillos consejos!


HÁBITOS PARA MANTENER FRESCA LA VIVIENDA o LUGAR DE TRABAJO

1.- Movimiento del aire interior. El movimiento del aire interior mejora en gran medida la sensación térmica de las personas. No cambia la temperatura del interior como lo hace el aire acondicionado pero sí mejora el confort. 

Los ventiladores de techo mueven el aire caliente (que sube) este al  estar en movimiento mejora la sensación térmica del ambiente y evita su recalentamiento transportándolo pero la sensación térmica es mejor cuanto más llegue a las personas. Lo bueno de estos ventiladores de techo es que mueven más aire que uno pequeño transportable.



Recomendación final: el movimiento del aire es sin duda una buena solución, y sí podemos disponer de ventiladores a nuestra altura mejor que mejor.

Si por ejemplo, sitúas un ventilador en el salón donde la mayor parte de tu tiempo vas a estar sentado, la altura idílica sería teniendo en cuenta la altura de una persona sentada. Si es para una cocina o una tienda donde la mayoría de personas estarán de pie, entonces es mejor que esté más alto. 

¿Donde situar los ventiladores?

Si ponemos ventiladores cerca de las ventanas, movemos el aire fresco que entra cuando ventilamos y aprovechamos  las corrientes frescas.



2.- Adiós cortinas "de invierno". Sí a las finas cortinas blancas: visillos. Si tienes unas cortinas pesadas y opacas recógelas bien o quítalas directamente y mantén las blancas y semitransparentes que suelen acompañarlas porque estas cortinas son muy fresquitas, dejan entrar el  aire y protegen de la radiación directa: la reflejan un poquito y no la absorben como ocurre con los colores oscuros y los materiales gordos que  acumulan ese calor.

3.- Ventilación. Ventila en las horas más bajas de calor como primera hora de la mañana o última hora de la tarde. Procura ventilar toda la casa al mismo  tiempo que permita ventilaciones cruzadas. 




4.- Protección de la radiación solar. Protégete del calor más fuerte del día con  toldos, persianas, etc. Busca brisas o pequeñas corrientes en aquellas partes de tu casa donde la radiación no este atacando tanto (bajando la persiana dejando una parte sin cerrar y abriendo la ventana) y ciérrate en aquellas estancias donde el sol radie directo en tu fachada en las altas horas de calor. 

5.- Aumenta la humedad en el interior. Esto en ciudades de clima seco como Madrid ayuda a mejorar la sensación térmica interior. En climas de mucha humedad no funciona pero cuando aumentas la humedad sustancialmente, como ocurriría  en lugares con calor seco, la sensación mejora mucho. El uso de humidificadores, grandes botijos o cajas de hielos delante de las ventanas o ventiladores, etc ayudan aumentar la humedad y sentir más frescor.

Si tienes plantas, situarlas en las ventanas al ventilar también ayuda, las enredaderas son una planta estupenda para dejar entrar frescor con el aire  al pasar por ellas.














Para los que tenéis aire acondicionado podéis alternar ventiladores y aire acondicionado y no acumular más calor por no ventilar o no protegerse del sol correctamente. Cuanto más atentos estáis en estos detalles menos aire acondicionado necesitareis y más ahorrareis en electricidad y emitiréis menos CO2.

Espero que os ayude a poder sobrevivir a este calor, que por otro lado, nos encanta porque significa que ¡ya esta aquí el veranito!

¡Feliz Domingo!

Para seguir informad@ de lo que pasa aquí y en otros espacios sígueme en Twitter @ArqO2, en Facebook- Arquitectura del Oxígeno, en google+...puedes hacerlo desde esta entrada o desde los iconos de cada red social que ves en la parte superior a la derecha de esta página web.

¡Además si te ha gustado puedes compartirlo en la red social que más te guste, regalarlo por correo a alguien que pienses que le puede gustar, justo aquí mismo, debajo de cada entrada!

viernes, 27 de junio de 2014

Las fresqueras



¿Qué es una fresquera?


¿Habéis oído hablar alguna vez sobre una fresquera?¿Os habéis encontrado con alguna fachada con un elemento así? 

Hoy quiero recuperar un elemento de mobiliario bastante antiguo pero que en su momento era muy común en muchas casas. 

Es curioso cuando te encuentras con fotografías como estas y ves como pasa el tiempo y cambian las formas de vida tanto.


Una fresquera es un elemento muy sencillo, la verdad. Un cajón de madera con perforaciones con el fin de permitir la entrada de aire. Su lugar más frecuente: bajo las ventanas de las cocinas para poder acceder a ella directamente y su función era la de almacenar alimentos que necesitaban de refrigeración para no echarse a perder, así que como podéis imaginar era un sencillo lugar de conservación de alimentos que hacía las veces de nevera.

El otro lado de la fresquera daba a la cocina y se accedía a través de una pequeña(s) puerta(s) como se puede ver en esta foto que encontré en internet.



En  la parte donde daba al exterior y estaban las lamas, estas solían tener una pequeña inclinación para así facilitar la entrada de aire húmedo del patio y es que muchas casas del casco histórico, por ejemplo de Madrid, las cocinas y los baños, es decir, los cuartos húmedos de las viviendas son las que solían (y suelen) orientarse al patio interior. 

Esto es importante porque los patios interiores (a no ser que sean patios muy amplios) suelen tener bastante sombra a lo largo del día. Todo esto depende también del piso en el que estés, la orientación y las dimensiones del patio. 
Estas fresqueras se localizaban retranqueadas bajo la ventana para evitar en la medida de lo posible el calentamiento por la radiación  solar.

En verano, en sitios muy calurosos, era también muy frecuente por lo que he podido investigar las denominadas "neveras de hielo" donde se compraban barras de hielo para meter en ellas junto con algunos alimentos y así mantenerlos fríos cada día...

En las casas donde aún existen fresqueras, la gente suele seguir utilizándolas para guardar algún alimento como patatas, verduras o frutas o incluso para guardar otras cosas como utensilios de limpieza, zapatos, etc. aunque este elemento, como es lógico, va desapareciendo.

Así que hoy quería hacer un pequeño homenaje al recuerdo de lo que antes fue tan cotidiano  para muchas personas: La fresquera


¡Feliz Viernes!

Si te interesan los sistemas tradicionales ¡puedes acceder a estas dos entradas de aquí abajo directamente!

Sistemas tradicionales eficientes (Capítulo I)
Sistemas tradicionales eficientes (Capítulo II)

Para seguir informad@ de lo que pasa aquí y en otros espacios sígueme en Twitter @ArqO2, en Facebook- Arquitectura del Oxígeno, en google+...puedes hacerlo desde esta entrada o desde los iconos de cada red social que ves en la parte superior a la derecha de esta página web.

¡Además si te ha gustado puedes compartirlo en la red social que más te guste, regalarlo por correo a alguien que pienses que le puede gustar, justo aquí mismo, debajo de cada entrada!

jueves, 26 de junio de 2014

Sistemas tradicionales eficientes (Capítulo II)

Hace un tiempo publiqué un post sobre el funcionamiento de sistemas tan usuales como las balconeras, los fraileros y las persianas enrollables. Os lo dejo aquí en: Sistemas tradicionales eficientes.

A raíz de este post hay varias personas que me han comentado anécdotas sobre este tema o que tenían algunas dudas, así que la entrada de hoy va a estar enfocada en aclarar una serie de detalles y desarrollar un poco más algunas cosas de esa entrada.


¡Espero que os guste!


En la primera entrada sobre sistemas tradicionales eficientes se habló sobre las balconeras, los fraileros de madera, los fraileros metálicos y las persianas enrollables.


Por un lado, el sistema muro-hueco es fundamental para analizar el comportamiento térmico de un cerramiento. El espesor de estos muros, en muchos casos, tiene un ancho importante y eso aumenta la inercia térmica del cerramiento. En la época en la que se construyeron no se aislaban los muros de fachada, así que puede que muchas de estas viviendas no tengan aislamiento y, por tanto, a pesar del espesor tengan pérdidas.





Las ventanas están casi siempre retranqueadas y de esa forma te proteges más de la radiación solar pero la verdad es que el retranqueo no puede ser la única protección solar. De hecho, en muchos casos, no es nada funcional: depende mucho del muro, de la orientación, etc., así que la acción de los fraileros o las persianas es fundamental.

viernes, 13 de junio de 2014

La afección del cambio climático en pequeñas islas

Hoy en Arquitectura del Oxígeno quiero mencionar una noticia que leí con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente sobre la grave afección del cambio climático en pequeñas islas.

Algunas de estas islas son Trinidad, Tobago, Tonga y Samoa. Os dejo unas fotazas de estos cuatros lugares increíbles que la naturaleza nos regala...




martes, 3 de junio de 2014

Construcción con fardos de paja

Hoy en arquitectura del Oxígeno voy hablar sobre la construcción con fardos de paja: ventajas e inconvenientes. Este tema ha sido una petición que me ha parecido muy interesante (espero que te guste Laura). Aprovecho para agradeceros a todos los que respondisteis la encuesta, tendré en cuenta vuestras sugerencias. 

Para los que aún no han hecho la encuesta y les apetece, os dejo aquí el enlace directo.

¡Empezamos!

El interés a favor de la construcción con fardos de paja empezó a tener fuerza a partir de los años 80 en EEUU, en los 90 en Canadá y Australia y poco después en Europa. Este interés radica sobre todo en enfocarlo hacia la construcción económica

El desconocimiento acerca de las posibilidades de este material era bastante así que a partir de estos años empiezan las investigaciones acerca de este material.

La verdad es que la paja tiene una cualidad de sustentabilidad indiscutible. Es un material producido por la naturaleza, asumible por la misma y además disponible en muchas partes del mundo. Por todo ello, es un material que hoy en Arquitectura del Oxígeno merece la pena parar a analizar.


Otras evidencias de su sustentabilidad son:

- La eliminación de la paja no supone sobrantes inútiles sino que estos se pueden destinar para abonos o cultivos.

- Es necesaria menos energía en su producción y transporte que otros materiales. Consume casi 80 veces menos energía en su producción si lo comparamos con la lana mineral (material utilizado como aislante en edificación).

- Las viviendas aisladas con fardos de paja pueden alcanzar el estándar de las casas pasivas siendo ocasionalmente excesiva una instalación usual de gas para su acondicionamiento.




Casa Feuillette, Montargis. Francia 1920

Se puede construir dos plantas sin ningún problema estructural y podría sobrepasar las dos plantas cumpliendo una serie de condiciones. Además, con este material es posible abarcar diferentes programas como el residencial, escuelas, hospitales o garajes, entre otros muchos.