lunes, 19 de mayo de 2014

Cradle to cradle (de la cuna a la cuna)

Rediseñando la forma en que hacemos las cosas

Hace tiempo, con motivo de las fiestas navideñas, publiqué un listado de 10 posibles regalos que además de ser originales tenían un enfoque muy "arquitectura del oxígeno". Sostenibles, vivos y didácticos. Te dejo aquí esa entrada por si te puede venir bien para algún futuro compromiso: 10 regalos ecológicos para regalar.

Uno de ellos,  en concreto, el número 3 era un libro "Cradle to cradle" (de la cuna a la cuna) que hoy voy a recomendar.


Los autores de este libro son el arquitecto William McDonough y el químico Michael Braungart y es un libro súper sencillito (está traducido al español), se lee en nada y te cambia bastante la visión de muchas cosas hasta ahora asumidas.

Parte de tres acciones, las tres "R": Reducir, Reutilizar y Reciclar( a la que añaden una cuarta: Regular) de tal forma que podamos minimizar los daños que supone al Planeta Tierra este consumo compulsivo y, en consecuencia, la producción masiva.

El sistema que hay que eliminar es el que se inicia ya en la Revolución industrial "de la cuna a la tumba" donde no se cierra el ciclo natural del proceso. Se producen y se tiran cosas que no son asumidas por la naturaleza, es decir, la destrucción de las mismas suponen otro proceso artificial y contaminante. 

Nosotros, como seres vivos que somos, sí formamos parte del ciclo natural. El problema es que nuestras "creaciones" y nuestro modo de vida artificial no.

Es un libro muy entretenido y provocador que creo os puede gustar bastante. 


Pero no es un trabajo que sólo critique la situación y no aporte soluciones. ¡Sí hay luz al final del túnel! y hacen propuestas muy interesantes. 


Aparecen dos nuevos conceptos "nutriente biológico" que cuando su vida útil termine volverá a la naturaleza para poder terminar su ciclo sin dejar un legado de tóxicos y sustancias no asumibles por la misma. 

Para aquellos materiales que no pueden asumirse de tal forma y cerrar el ciclo reciben el nombre de " nutrientes técnicos" y su vida transcurrirá siempre como materiales puros y de calidad en ciclos cerrados industriales y así no contaminar reciclándolos y convirtiéndoles en materiales que van perdiendo su valor y calidad.

Dejadme que comparta con vosotros un poco de este libro:

" Si nuestros sistemas contaminan la masa biológica de la Tierra  y siguen expulsando materiales técnicos (como los metales), o bien los vuelven inutilizables, viviremos en un mundo limitado,  en el que la producción y el consumo habrán de restringirse, y la Tierra se volverá literalmente una tumba.

Si en verdad los humanos debemos prosperar deberemos aprender a imitar a la naturaleza en su altamente efectivo sistema de la cuna a la cuna con respecto a los flujos de nutrientes y el metabolismo, en los cuales el propio concepto de desecho no existe. 

Eliminar el concepto de residuo significa diseñar las cosas- los productos, los embalajes y los sistemas- desde su puro origen, pensando que no existe residuo. Significa que los valiosos nutrientes contenidos en los materiales conforman y determinan el diseño: la forma sigue a la evolución, no sólo a la función. Creemos que esta propuesta es mucho más potente que la forma actual de hacer las cosas."


¡Ya me diréis que os ha parecido!


Para seguir informado de lo que pasa aquí y en otros espacios sígueme en Twitter @ArqO2, en Facebook- Arquitectura del Oxígeno, en google+...puedes hacerlo desde esta entrada o desde los iconos de cada red social que ves en la parte superior a la derecha de esta página web.

¡Además si te ha gustado puedes compartirlo en la red social que más te guste, regalarlo por correo a alguien que pienses que le puede gustar, justo aquí mismo, debajo de cada entrada!


No hay comentarios:

Publicar un comentario