martes, 17 de diciembre de 2013

Los 5 errores que nos hacen perder calefacción



En la entrada de hoy, voy a enumerar los 5 errores más habituales que cometemos y que nos hacen perder o no aprovechar al máximo nuestra calefacción


Ahora que tenemos temperaturas tan bajas, siempre es bueno intentar no desperdiciar la energía que consumimos, así que ¡toma nota!


1.- Calefactar la casa durante todo el día o no calefactar nada. Normalmente no estás en tu vivienda todo el día, cuando esté deshabitada la calefacción no debe estar apagada pero sí baja.

Está bien el intentar mantener la estabilidad térmica pero mantener la calefacción a un nivel medio/alto cuando nadie está dentro de la vivienda es desperdiciar energía innecesariamente.

Y, por otro lado, apagar y encender la caldera es algo que debemos intentar evitar porque reduce su vida útil y además supone mayor coste.


2.- Subidas y bajadas drásticas. No quiero gastar mucho así que apuro hasta que haga un frío que pela y entonces la subo mucho para un calentamiento exprés y cuando este “asado de calor” la bajo al mínimo de nuevo o la apago.

Esto es un error que la gente piensa que le hace ahorrar. Pasar frío hasta que no pueda más no es ahorrar.

Cuando tú pones la calefacción alta, no se va a calentar la casa antes que si estuviese a una temperatura media, pero si acabará por recalentarse y esto va a provocar que desaparezca la temperatura de confort y apagues la calefacción. Todo el calor generado se va a disipar. 
Al final esta actividad drástica impide lograr una estabilidad térmica y pasado un tiempo, la casa volverá a estar fría.

El problema es que al final consumes energía y no consigues un ambiente agradable, que es de lo que se trata.


3.- Poner muebles o ropa en los radiadores. Cuántas veces hemos repartido nuestra ropa por todos los radiadores porque no se secó durante el día, cuántas veces hemos visto viviendas o en la nuestra propia donde los radiadores se ocultan en muebles o están tapados por alguno o parte de los mismos (aparadores, sillones, etc…) porque la distribución así lo dispuso.

El resultado de esta tendencia, tan habitual, es que ese pantalón, ese mueble estarán muy calentitos pero los inquilinos no.


4.- Para las personas que tienen una vivienda unifamiliar con una chimenea.  La verdad es que son preciosas y además no hay cosa más agradable que ponerte a los pies de una en pleno invierno pero no son la mejor opción de eficiencia para calentar. La realidad es que entra más frío por el tiro que calor generado por la chimenea.


5.- Ventilación nocturna. Puede parecer absurdo pero mucha gente ventila cuando ya está anocheciendo y las temperaturas han bajado. Eso supone un derroche enorme de energía, hay que ventilar de día que las temperaturas suelen ser más altas gracias a la radiación solar.


Así que ya saben, cuidado con estos errores. Hoy sólo he descrito algunos de los errores más frecuentes, más adelante escribiré sobre cómo se puede aprovechar ese calor generado en el interior con pequeños hábitos diarios y sobre aquellos sistemas mejores y más eficientes de calefacción.

Sígueme en Facebook-ArquitecturadelOxígeno o en google+

No hay comentarios:

Publicar un comentario